Cocina tradicional

Siendo una de las mejores opciones para tapear en Sevilla, Bodeguita Casablanca, fiel a la tradición de la tierra, trabaja el guiso. Dos o tres al día. Bendito cuchareo. ¿Ejemplos? Fideos marineros, sopa de tomate, habas con choco, garbanzos con coles, menudo a la andaluza, lentejas, chícharos, fabes con manitas de cerdo, puchero de habichuela y calabaza, patatas guisadas…  Un tesoro culinario ideal para quienes gustan de tapear en la ciudad de la Giralda, cuchara en mano.

Cada mediodía, sobre las dos, sale un arroz. Paella de pescados o mariscos, ternera con alcachofas, negro con alioli, mixto de carne, etc. Y luego están las especialidades, claro. Tortilla al whisky, carrillada de cerdo al vino tinto, pescado frito –presumen de él–, solomillo de ternera al marqués, chuletitas de cordero lechal, jarrete de cordero, novillo argentino, puntillitas al ajillo con habas mata y, por supuesto, el marisco de temporada. Demostramos que la esencia del buen plato, tomado en la más exquisita de las bodeguitas sevillanas, es más un arte que una actividad cotidiana más.

¿Y quién gusta de esta cocina de tapeo tradicional? Pues un público netamente sevillano, del que le encanta tapear en Sevilla. Una fiel clientela que sabe lo que quiere al traspasar la puerta de entrada. Que exige sin rubores. «Desde que entran saben que les hemos visto. Un saludo. Un simple guiño. Les servimos como nos gustaría que nos sirvieran a nosotros», afirman Antonio y Tomás Casablanca. También se acercan turistas, cómo no. Suelen traer una nota con lo que tienen que pedir. Recomendaciones expresas de quienes disfrutaron de esta oferta culinaria.

Al cliente se le pide ‘compás’. Léase un minutito para estar con él. Y no se le da la carta. Este es lugar de sugerencias. De confiar en los platos del día. «Si no pondríamos un robot que cogiera la comanda», dicen. Y suena la cancioncilla con las tapas recomendadas. Sevillanas maneras.

Entra en nuestra carta, y descubre porqué somos el lugar preferido por muchos para tapear en Sevilla.