La primavera en Sevilla trae consigo luz, alegría y fiestas. Llegan los pasos de Semana Santa, la manzanilla, el azahar, los lunares, el incienso y los toros. Pero, sobre todo, llegan las tradiciones más grandes de la ciudad y las más puras. Y, como siempre en Sevilla, el centro es el mejor lugar para disfrutar de toda ellas.

Gracias a nuestra ubicación inmejorable, Bodeguita Casablanca es la parada obligatoria para vivir cada uno de los festejos antes, durante y después. Hablamos de un bar tradicional, con arte y solera, con tapas de siempre y con una localización inmejorable: frente a la Avenida de la Constitución, junto a la Giralda, el Archivo de Indias y el Alcázar.

¿Sabías que somos el centro neurálgico de las fiestas hispalenses? Antes de acudir a una buena corrida de toros, tómate aquí unas cervecitas y unas croquetas de puchero para disfrutar de una buena faena. Si vas para el Real, bébete una manzanilla y degusta un buen plato de gambas previamente para llegar con más de ganas de baile y cante. Y, si esta vez tienes la fortuna de estar a los pies de San Gonzalo el Lunes Santo, esta es tu casa.

Estamos encantados de recibirte en cualquier época del año pero, sobre todo, en primavera. Porque es la estación ideal para disfrutar de nuestra terraza. Las vistas son las mejores de toda la ciudad, y no mentimos. Pregunta por Casablanca y a ver qué te cuentan por ahí…

Nuestra recomendación es que, ya sea Semana Santa, durante la Feria de Abril, a la salida de la Maestranza o un domingo cualquiera, almuerces tortilla al whisky, carrillá al vino tinto o pescadito frito. Da igual que seas turista, sevillano orgulloso, padre, hermano, flamenca o torero, porque estás en el templo de las sevillanas maneras.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *